1/10/09

El beso

Llega la hora sin querer,
de decir hasta pronto, oh porqué...
siento tu mano entre mis dedos,
y el corazón se va torciendo...

Subes al taxi y sin pensar,
regalas sonrisas sin parar,
mientras mi mente piensa en ti,
tu piensas que será de mi...

Y tembloroso doy un paso,
y rodeo tu cuello con mi brazo,
miro tus ojos con incesante deseo,
de darte un beso, es lo que quiero...

Tus manos juegan entre las mías,
y beso tu frente con gran ternura,
y mientras siguen nuestras caricias,
mis labios besan tu hermosura...

El beso es dulcemente correspondido,
y siento tu amor entre mis labios,
de pronto me apartas y sorprendido,
me dejas el corazón... palpitando...

Te tomo de nuevo entre mis brazos,
tus labios se unen contra los míos,
de nuevo siento el escalofrío,
mientras mi vida pende de un hilo...

De pronto apartas tu dulce mirada,
y veo pena entre sus idas,
me dices entre tierna y flore herida,
que no debió pasar, estás enojada...

Estoy paralizado y a la vez tan ido,
avergonzado y algo herido,
que hice mal, solo besarte,
y ahora me temes, temes amarme...

Mi pulso tiembla y se va apurando,
y un pensamiento corre mi mente,
será posible que esté pensando,
en sacarme de su vida y presente...

Mi niña hecha mujer, mi alegría,
no quiero perderte porque te quiero,
y si es lo que quieres, si es tu deseo...
te amaré en silencio todos mis días...

Porque eres el ángel que ha alegrado,
cada penita que en mi ha existido,
te pido niña no me hagas de lado,
te pido vida, acepta mi cariño....

Si vas por el mundo y ves mis líneas,
que dejo aquí con gran dulzura,
quiero que sepas te quiero tanto,
y en mis recuerdos estás metida...