8/6/16

Mañana... cuando...

Cuando deje de quererte,
todo esto será mejor,
no estarán tus ojos en mi mente,
no habrá en mi vida dolor.

Mañana cuando ya no te quiera,
podré sonreírte sin pensar,
si alguien te causa alguna pena,
si existe quien te haga suspirar.

Cuando deje de quererte, mi cielo,
mi mundo se hará mucho más sencillo,
podré decirte no, eso no quiero,
cuando sepa que tienes algún capricho.

Mañana cuando ya no te quiera, mi vida,
podré seguir para adelante,
no habrán palabras que cautivan,
no habrán sonrisas que te encanten.

Cuando deje de quererte, amor mío,
y no recuerde que te he querido,
será un día más, tal vez sombrío,
pero sé que ya, no será lo mismo.

Cuando deje de quererte y no esté contigo,
mañana cuando ya no te quiera, conmigo,
podré darte sincero abrigo,
y quizás podrás llamarme "amigo"...

26/12/14

No voy a negar

No voy a negar que pienso en ti,
que mi mente vuela y solo te busca,
que mis recuerdos se ordenan solo hacia ti,
que quieren huir, pero olvidarte. nunca.

No negaré que te extraño cada instante,
que sin pensarlo mi boca no hace más que nombrarte,
porque te has vuelto mi sangre y aire,
porque es lo que mi cuerpo necesita, amarte.

Que mi tristeza anhela tu sonrisa,
que mis manos se apegan a dibujarte en el aire,
que sólo, pensando en esta calmada brisa,
evoco tu compañía a cada instante.

Porque tu das vida a cada instante de mi vida,
porque tus ojos ven el interior de toda mi alma,
cual medicina que solo brinda calma,
has alumbrado la oscuridad que en mí había.

Y aunque quisiera que tus ojos me vieran,
y ser quien comparta tus días en silencio,
ser quien entienda cada uno de tus gestos,
sé que habrá quien te brinde lo que necesitas.

Porque eres quien hace mejor mis días vagabundos,
porque sin ti no existe la palabra alegría,
porque eres lo más hermoso de este mundo,
porque aunque te lo diga mil veces, no lo creerías.

Quisiera poderte enseñarte mi forma de querer,
necesito que sepas que eres todo para mi,
que solo pienso mil formas de verte feliz,
aunque eso implique, estar sin ti, por ti.

No negaré que quisiera otra realidad,
una en la cual quizás me quisieras un poco,
pero debo ser el más afortunado y loco,
porque a veces el amor es solo casualidad.

Es bueno verte feliz, y saber que lo eres,
lo demás ya no importa o interesa,
si el amor así duele, es lo de menos,
porque sonreirás todos los días, sin penas.

9/10/13

Esperaré...

Esperaré por ti aunque no me veas,
aunque tus ojos vean a otro amor,
esperaré por ti mi dulce princesa,
aunque tus labios prueben otro sabor

Esperaré por ti recordando tus ojos,
aquellos que me dieron toda tu bondad,
esperaré a ver tus cabellos todos,
bailando alegres al viento soplar.

Esperaré por ti aunque pasen mis días,
aunque nunca más vuelvas a recordar,
esperaré por ti mi dulce alegría,
aunque tus dulces manos no vuelva a tocar.

Esperaré por ti mi blanca doncella,
aunque en tu vida no vuelva a estar,
esperaré por ti y tu sonrisa bella,
aquella que hizo el cielo suspirar...

Esperaré por ti aunque se borre el recuerdo,
de este humilde y fiel soñador,
esperaré por ti, mi único lucero,
aunque nunca quieras, quieras mi amor

10/3/13

Era


Era callada, calmada y a duras penas te miraba,
sus manos no conocían lo que el descanso guardaba,
y en su mirar despistado que lanzaba al aire,
se ahogaban suspiros en silencio, con desaire.


Era pequeña, de piel canela y cabellera teñida,
de cejas pronunciadas y llamativa mirada,
ojos penetrantes, tan castaños como sus cabellos,
y una sonrisa postergada, por aquellos labios serenos.


Siempre sonreía con cualquier comentario,
sus ojos se achinaban al seguir sus labios,
y mientras el tiempo se detenía para admirarla,
el corazón de uno se sentía en calma.

5/3/12

Enterrando el dolor

¿Dónde estás? me pregunto a cada instante,
¿Qué fue de ti? va rondando mi cabeza,
¿Porqué me volví tan insignificante?
¿Porqué ahora eres parte de mi tristezas?

Porqué ya no estás aquí me reclamo,
porqué se hizo negro mi amanecer,
porqué me expulsaste como un gusano,
porqué no te puedo volver a ver.

Porqué se ensalzó conmigo el destino,
o quizás fue Dios con una prueba,
porqué ahora lloro como si fuera niño,
porqué el dolor mi vida se lleva.

Ya no te volveré a ver mi pequeña,
ya no escucharé tu dulce risa,
será que a morir mi alma se empeña,
para estar cerca de ti, mi niña.

Pues nada será como antes ser solía,
pues ahora todo es negro, tan gris,
será que de a pocos mi corazón moría,
y ahora desconozco lo que es ser feliz.

Fuiste la razón de todos mis días,
fuíste el lucero que siempre alumbró,
aquellas noches llenas de vida,
que ahora se han ido con todo mi amor.

Jamás te olvidaré, puedes jurarlo,
y jamás amaré como te he amado,
pero el dolor que me has causado,
lo enterraré con cariño, en el pasado.