7/6/09

Mi reloj

Mi reloj marca la una y cuarto,
y aun mi pensamiento no vuelve,
esta divagando aqui y en el espacio,
preguntándose porque te tiene presente.

Cómo poder olvidar tu mirada,
tu sonrisa, y los gestos al azar,
aquellas muecas de niña mimada,
son puñales que tratan de pasar.

Porqué te quise como te quiero,
quizás porque así Dios ha querido,
porqué te amé con tanto anhelo,
y hoy te vas y quedo herido.

Intento encontrar mil frases,
para frenar tu actual inclemencia,
sabes cuanta falta me haces,
y aún así aumentan mis penas.

No sé que hacer, ni qué decir,
para un corazón que no quiere seguir,
y ahora qué vendrá me pregunto,
ni idea tengo que hago en el mundo.

La gente sigue diciendo a gritos,
que hay que bailar como si nadie nos vea,
que hay que cantar como si nadie oyera,
que hay que amar aunque seamos heridos,
aunque en el fondo, hayamos perdido.

No hay comentarios: